Rosales: “Nuestra intención fue recuperar la memoria histórica de Guatemala”

el

Los murales de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC) forman parte de su historia y de su ideología, al ser una forma de protesta hacia las represiones por parte de los gobiernos y hacia la situación del país al momento de ser pintados.

Diana Lucrecia Rosales, trabajadora del Archivo General de la Biblioteca Universitaria, formó parte del Bloque Organizado de Medicina (BOM) durante la década de los noventa. Por problemas relacionados a las actividades estudiantiles en las que participaba, tuvo que salir exiliada hacia México. A su regreso siguió formando parte del BOM, que se dedicó en un momento a restaurar algunos murales de la USAC.

 

¿A qué se dedica el Bloque Organizado de Medicina?

Es un grupo político que se inició en el estudiantado de la Facultad de Ciencias Médicas hace más de 25 años, exactamente en 1988. Pretendía generar propuestas de reforma ante la academia de la Facultad de Ciencias Médicas y buscaba también la proyección social. Tenía conformado al Comité de Estudiantes Voluntarios de Medicina (CODEM), que se dedicaba a realizar jornadas médicas y jornadas de vacunación en el interior del país, todo ad honorem. Actualmente ya no estamos proyectados en el estudiantado sino que la mayoría ya somos egresados, algunos de Medicina y otros de diferentes carreras, pero como agrupación continuamos juntos todavía.

 

¿Cómo se interesó en el grupo?

Lo que más me llamó la atención del grupo es la solidaridad como integrantes del mismo; y ante el exterior, la proyección social. Creo que esta es una de las principales razones por las que muchos estudiantes se inclinan por Medicina, para poder ayudar al prójimo, característica de este grupo.

 

¿Desde cuándo forma parte de él?

Desde 1995, cuando ingresé como estudiante a la Facultad de Ciencias Médicas.

 

¿Desde cuándo se dedica el grupo a restaurar murales?

Este solamente fue un proyecto que se realizó en 2012, no es una actividad continua que realicemos. En vista del evidente deterioro de los murales que pintaron nuestros fundadores, decidimos hacerles su respectiva restauración, en la que participamos muchos de los integrantes.

 

¿Dónde se ubican los murales que ha restaurado? ¿Cuáles son estos?

Se ubican en los exteriores de los edificios M1, M2, M3 y M4, los que utilizaba antiguamente la Facultad de Ciencias Médicas y que ahora albergan a la Facultad de Odontología y la Escuela de Ciencias de la Comunicación. Hay otros murales de la misma agrupación en el edificio S1, pero esos no se tocaron porque están en buen estado al estar en el interior del edificio.

Los murales son: “Gustavo Adolfo Hernández”, en el exterior occidente del M4; “Juramento Hipocrático”, en el exterior oriente del M3; “Mártires”, parte sur de la pasarela entre el M1 y M2; y “Oliverio Castañeda de León”, parte norte de la misma pasarela.

 

¿Recibieron ayuda de algún artista o de algún restaurador para dicha tarea?

No, realizamos este proyecto por nuestra cuenta. Yo, por mi parte, recibí algunos cursos de pintura y de artes plásticas cuando estudié el Técnico en Archivística en la Facultad de Humanidades, y me he dedicado a realizar pequeñas obras sobre óleo que regalo a mi familia, pero no pinto más que paisajes, animales y objetos. En aquel momento fue un gran reto el haberlos restaurado sin tener mayor noción de cómo hacerlo. De haber tenido la gran herramienta del internet en la palma de la mano como ahora, ya que hace cuatro años los teléfonos inteligentes no eran comunes, creo que nuestra labor habría sido mucho más profesional.

 

¿Por qué cree que fue importante restaurarlos?

Para rescatar la memoria histórica de los mártires universitarios. La idea fue recuperar estos espacios porque lamentablemente algunos ya habían sido perdidos por parte del mismo estudiantado, cuando pintaron los edificios y no se preocuparon por los murales, sino que los borraron completamente. Ellos eran parte de la historia, del movimiento estudiantil, de los movimientos sociales y de Guatemala, y no debieron perderse.

 

¿Cuál es la importancia de los murales para la universidad?

Los murales se utilizaron como un instrumento de difusión en una época en la que aún había represión en contra del estudiantado. Lo que se pretendía con ellos era llevar un mensaje político, por decirlo de alguna forma, a todas las personas que los vieran. En el caso de los murales del BOM, estos también proyectan una parte de la historia de nuestro país y de la universidad. Son monumentos históricos.

 

¿Cuál es el mensaje que le dejan los murales al estudiantado Sancarlista?

Lo que hacen es contarles un pedacito de la historia que ellos necesitan saber para tomar conciencia del papel importante que juegan, no solo como estudiantes sino dentro de la sociedad misma; que vengan a la universidad a formarse como seres humanos y como parte de una sociedad que debe avanzar hacia adelante y jamás retroceder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s