Trastornos alimenticios: el enemigo silencioso

Estándares de belleza, depresión, baja autoestima y escisiones familiares son algunos de los efectos que los trastornos alimenticios generan en la mente de los individuos, en su mayoría adolescentes y jóvenes que buscan encajar en una sociedad donde la delgadez es lo principal, causando daños severos en su salud.

Según la Asociación Nacional de Trastornos Alimenticios de Norteamérica (NEDA, por sus siglas en inglés), preocupaciones extremas del peso y la alimentación son experimentados por mujeres y hombres. Los más conocidos y comunes son la anorexia y la bulimia nerviosas, así como el denominado atracón.

Marilyn Lam, nutricionista de la Unidad Nacional de Atención al Enfermo Renal Crónico (UNAERC), señala que las aludidas se presentan cada vez en edades más tempranas. Antes, la mayoría de afectados tenían unos 16 años, precisó.

La especialista comenta que en los pasados dos años la prevalencia de estos males aumentó el 15 por ciento en la atención de las unidades de nutrición. Al mes son atendidas unas 140 personas con trastornos en la alimentación, incluida la obesidad.

No existen estadísticas precisas sobre la cantidad de individuos afectados, pero se calcula que en el ámbito internacional la anorexia y la bulimia alcanzan el 0.7 y 0.9 por ciento de la población, aunque es más común entre mujeres (2.8 por ciento), según la NEDA.

Jacqueline Martínez, psicóloga clínica, opina que en los años recientes ha sido significativo el incremento de los trastornos alimentarios entre la población masculina, pues ahora hay dos enfermos por cada cinco mujeres.

El número de personas con algún trastorno en la alimentación se ha elevado. Martínez resalta que también hay mayor información, por lo que se facilita que los enfermos se acerquen a los servicios médicos a buscar ayuda psicológica. Las alteraciones de la conducta alimentaria se asocian más con la necesidad de las mujeres de cumplir los estereotipos de delgadez; sin embargo, ahora también se sabe que detrás de estos trastornos de la forma de comer, ya sea dejar de alimentarse (anorexia) o ingerir alimentos sin control (atracones) existe algún padecimiento mental.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s