Acoso: nunca sabrás su verdadero significado hasta que te subas al Transmetro

Era una mañana típica de septiembre, cuando Julia terminaba de alistarse para ir a trabajar; echó un vistazo al reloj, la hora indicaba las 5:45 de la mañana, por lo que rápidamente bebió un último sorbo de café, tomó su bolsa, y salió de prisa.
Ella vive entre la 8a. avenida y 19 calle de la zona 1 de la capital y para llegar al trabajo, así como miles de personas, utiliza el trasporte público, en su caso, se mueve hacia La Central de mayor el en máximo dependiente de un local.
Después de caminar por 15 minutos aproximadamente, a  las 6:00 de la mañana llega a la estación del Transmetro frente al edificio de la Tipografía Nacional, en donde los empleados municipales se encargan de organizar y asegurar que todos los usuarios depositen el pago del boleto en las máquinas recolectoras.
Luego de esperar por casi 30 minutos aborda la unidad de transporte; a esta hora suelen transportar más usuarios por lo que el calor se torna insoportable.
Al abordar el bus Julia puede notar que dos hombres la observan de pies a cabeza, mientras hacen cometarios sobre su apariencia física; la ven y ríen. En la estación de El Trébol, uno se le acerca con la excusa de ceder el lugar a quienes van a subir. Ruta de Transmetro Zona 1 a CENMA
El individuo se coloca detrás de Julia y despacio empieza a rozar su parte masculina contra el trasero de ella, quien puede sentir el miembro erecto del hombre que le susurra palabras obscenas. “Princesa hermosa qué no diera por poderte llenar de caricias”, le dice mientras la mano izquierda le sujeta la cintura.
Campaña contra el Acoso sexual en el Trasnmetro(video-Municipalidad de Guatemala)

Julia está cansada de afrontar, si no son palabras, son silbidos, miradas o en el peor de los cosas acoso físico; sin importar el lugar siempre hay alguien que le falta el respeto. Esta vez decide actuar.
Se voltea y con lágrimas y la voz quebrándosele exige respeto, le recuerda que él tuvo o tiene una madre y posiblemente hijas a quienes de seguro no les gustaría que les faltaran el respeto de esa manera.
Unos minutos más tarde el Transmetro llega a la estación Centra-Sur, la parada de Julia, quien al bajar de la unidad pide ayuda a un oficial de la Policía Municipal de Tránsito (PMT), quien le asiste y le comenta sobre una organización llamada Observatorio contra el acoso callejero
El agente hace hicapié en lo importante de presentar su denuncia ante el Ministerio público (MP) o la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), debido a que en la mayoría de los casos no se denuncia pensando en que las autoridades no harán nada.
Julia, no quiere que esto le suceda a otras mujeres por esta razón contacta a la Defensoria del Usuario del Trasnporte Publicoen donde denuncia los hechos ocurridos no solo esta vez sino muchas otras.

 mujer-llorando.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s