Mujer, madre y universitaria, la aventura ha comenzado

Lograr un título de enseñanza superior entre tareas, quehaceres, llantos y pañales, es uno de los retos que enfrentan algunas guatemaltecas.

Según la proyección del Instituto Nacional de Estadística (INE), al finalizar 2016 la población sumaría 8.516,000 mujeres y 8.066,469 hombres, es decir, unas alcanzan el 51.36 % y los otros, el 48.64 %.

Las cifras anteriores mostraban la igualdad en medio de las naturales metas y sueños de cada quien; sin embargo, con diferentes retos en cada ruta de vida.

En la formación superior desde 2015 las mujeres son mayoría en cuanto a matrículas inscritas, de acuerdo con el compendio respectivo del INE. Por cada 100 inscritos 54 espacios los ocupaban féminas.

Para la mujer de nuestro país se torna difícil culminar sus estudios y graduarse, debido a que por factores de trabajo u otros compromisos, no los llevan en el tiempo establecido. Y otras inician una familia en la mayoría de casos no planificada y en otros sí, pero en ambos escenarios la llegada de un ser humano a sus vidas cambia sus expectativas, metas y, también, sus sueños.

Una ruta que entusiasma

“Cuando me enteré que estaba embarazada, sentí que mis sueños terminaban, que no lo lograría”, expresó Anaí María Fernanda Amado, sicologa general egresada por el Centro Universitario Metropolitano (CUM).

Mientras come un sándwich entre gritos y risas de niños, y escuchando casi como un eco: Mama mirá, mirá mama, de parte de Emilio, su hijo de 5 años, Anaí María Fernanda, ella comparte cómo fue su aventura:

“A los 23 años quedé embarazada, lo cual no estaba planificado, pues entre mis metas primordiales siempre estuvo graduarme de sicóloga; para ese entonces cursaba el cuarto año en la carrera. No me lo esperaba, mi primer pensamiento fue ya no lo logré”, narra la ahora profesional.

Sin embargo, decidió continuar con sus estudios y quedar en espera de su futuro y el del pequeño que venía en camino.

“Para terminar ese año me realicé un examen final 4 días después del nacimiento de mi hijo, finalicé Cuarto con el corazón lleno de emociones y contradicciones, definitivamente cambió mi vida, se complicaba más, sí, pero Emilio vino a darme fuerza y razón para continuar adelante”, expresa.

Entre las mayores dificultades que las madres enfrentan al llevar los dos papeles de la mano, está la falta de tiempo. “Tu hijo no te pregunta si tienes o no, tarea, él te dice juega conmigo “, añade.

Entre otras dificultades que se enfrentan está el desgaste físico, puesto que los niños poseen mucha energía, la cual debe ser compartida con los padres o en su defecto con la madre. Pese a ello, esta debe dedicarse, además, a responsabilidades en el hogar y al cumplimiento en su carrera universitaria.

En la actualidad ya es parte del escenario de la Universidad, ver a mujeres con cargadores o carruajes, e incluso a la pareja sosteniendo al bebé mientras ellas estudias.

De “estorbo” a motivación

Para muchos los hijos significan un estorbo para lograr las metas trazadas y culminar lo que un día se empezó. Sin embargo, para la mayoría de madres que dan paso por las aulas de la Universidad San Carlos de Guatemala sus hijos representan el motivo número uno para alcanzar ese tan anhelado título.

“Tengo que ganar las clases, porque es tiempo que no estoy compartiendo con mi hijo”, afirma Margarita Girón, del 6to semestre de periodismo en la Escuela de Ciencias de la Comunicación.

La sicóloga Maylen Batrez, egresada por el CUM, señala: “el ser humano es más perseverante y consecuente cuando ha encontrado o descubierto un motivo para lograr lo propuesto”

“Quiero darles el ejemplo”

Dar un ejemplo de lucha, perseverancia y dedicación fue el común denominador encontrado al preguntar a 10 madres y estudiantes a la vez en la USAC: Referente a tus hijos, ¿Por qué quieres graduarte de la U?

“El hecho de que mi hijo pudiera ver a su mamá graduándose, fue algo que no planeé, pero cuando sucedió, es una de las mejores emociones que he sentido en la vida”, comentó Anaí María Fernanda, quien obtuvo su título en noviembre de 2014.

Jardín Infantil en la USAC

Como apoyo a las madres trabajadoras y estudiantes de la universidad, esta cuenta con un jardín infantil, el cual es una unidad de servicio encargada de brindar cuidado, protección, estimulación y educación preescolar a hijos e hijas.

Fue creado, según el Acuerdo de Rectoría No. 101-2,003, con el apoyo del Rector. Luis Alfonso Leal Monterroso y las profesionales Irina Urbina Sosa, Glenda Lizzet Recinos Aguirre y Mirna Valle, quienes dieron inicio a un sondeo para demostrar la necesidad latente del proyecto. Así comenzó a funcionar el 6 de febrero de 2003 en las jornada matutina y vespertina en el área de:  lactancia, maternal, tutoría, y prekinder. Ahora también funge como colegio y se encuentra a un costado de la Facultad de Agronomía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s