Insuficiencia Renal: enfermedad silenciosa

Doctor Castillo: “Los pacientes con esta afección pueden llevar una vida normal si acatan las indicaciones de su médico”1499445_702191339813420_186541546_n

El cuidado del cuerpo debe ser una de las mayores prioridades para los seres humanos, no solo al enfocarse en la apariencia externa, sino también en el funcionamiento interno de órganos vitales como lo son los riñones, que filtran la sangre y eliminan toxinas de nuestro organismo.

El Doctor Franz Schubert Castillo, nefrólogo del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), explica sobre esta enfermedad caracterizada por la pérdida de la función de estos órganos.

 

La insuficiencia renal es una enfermedad que afecta a los riñones y que se caracteriza por la pérdida progresiva de su función. Esta empeora lentamente durante meses o años, “los síntomas pueden aparecer hasta cuando ya está muy avanzada, convirtiéndose en insuficiencia renal crónica; por eso es llamada enfermedad silenciosa. Afecta a niños y adultos de ambos sexos“, comentó.

 

Las causas principales de esta enfermedad son diabetes mellitus e hipertensión arterial, pero además existen causas de origen hereditario, secundarias a enfermedades sistémicas, “en Guatemala lamentablemente una parte importante de pacientes son jóvenes y en ellos la causa no es determinada, se les han realizado pruebas pero los resultados no dan ningún dato que proporcione la causante de ésta afección“, indicó.

 

Los tratamientos que sustituyen la función renal, es decir, la depuración de toxinas de la sangre son: diálisis peritoneal y hemodiálisis, “los pacientes con estos terapias deben de recibir tratamiento médico que comprende dieta baja en sal y proteínas, control adecuado de la hipertensión arterial, diabetes, anemia, dislipidemia y ácido úrico“, añadió.

Son muchos los cuidados que se deben tomar en cuenta al momento de adquirir una de estas terapias, para que éstas sean efectivas el paciente debe ser responsable, “lo más esencial es apegarse al tratamiento, practicar un estilo de vida sano, llevar una dieta saludable, tener actividad física, acudir puntualmente a sus citas con el médico y efectuar controles de laboratorio con frecuencia“, explicó.

 

El mejor de los tratamientos es el trasplante renal. Existe la donación de donante vivo y donante cadavérico, ambos con muy buen resultado, “ésta terapia de sustitución renal promete prolongar la vida del paciente y le otorga una mejor calidad de vida, el órgano puede vivir hasta 30 años si el paciente es responsable y cuidadoso“, comentó.

 

Para prevenir esta enfermedad es recomendable llevar un estilo de vida saludable, evitar el sobrepeso y obesidad, el tabaquismo y alcohol, “es imprescindible implementar programas de prevención en clínicas del estado y referir a los pacientes con médicos nefrólogos cuando les sea detectada la enfermedad antes de que esta avance y provoque la muerte“, finalizó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s